Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía

La historia de esta institución comenzó en 1879, cuando los doctores Joaquín Segura y Pesado, Ignacio Fernández de Lara, Rafael V. Castro y Bernabé Hernández fundaron la «Escuela de Medicina Homeopática», con la que se dio inicio a la educación Formal en medicina homeopática en México.

En 1890, la institución cambió su nombre a «Escuela Nacional de Medicina Homeopática».

Durante muchos años la residencia de la institución varió, inicialmente se localizó en las calles de Canoa (hoy Donceles) y en 1892 pasó a la calle de Santa Teresa (hoy calle República de Guatemala).

Posteriormente, en 1895 el Presidente de la República Porfirio Díaz expidió un decreto que originaría la «Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía», en la que se establecía la carrera de Cirujano Homeópata.

Sin embargo no fue hasta el periodo de 1896 y 1923 que la institución dependió del Ministerio de Gobernación y se trasladó al edificio de un hospital.

En 1896 se inauguró oficialmente el Hospital Nacional Homeopático. Y más tarde, presidiendo el acto el Presidente de la República, el Ministro de Gobernación y el Gobernador del Distrito, establecieron que dentro de su organización quedaba la «Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía». Dicho hospital se estableció en un terreno propiedad de la nación donado por Manuel Romero Rubio, en aquella época Ministro de Gobernación.

En 1923 por acuerdo del Secretario de Educación Pública, José Vasconcelos, la institución pasó a depender de la Universidad Nacional de México, con la denominación de Facultad Nacional de Medicina Homeopática. Sin embargo, por razones políticas la Secretaria de Educación Pública suprimió la carrera que se impartía en la Universidad, quedando como una especialidad a nivel de postgrado en la facultad de altos estudios, misma que se clausuró en el año de 1924.

En 1928 el Gobierno Federal, expidió otro decreto, en el cual se estableció otra vez la licenciatura de Médico Cirujano Homeópata y con él la escuela pasó a depender del departamento de psicopedagogía e higiene de la Secretaria de Educación Pública.

Durante algún tiempo la escuela siguió cambiando de residencia y tras un nuevo decreto la «Escuela Nacional de Medicina Homeopatía» quedó establecida en el edificio del Hospital Nacional Homeopático. Después pasó a una casa en la calle de Guatemala hasta 1932, en que siendo director de ella el Dr. José Mayoral, se trasladó a la calle de Nuevo México (hoy Artículo 123). Después fue trasladada a la calle de Pino Suárez y por último a la calle de San Antonio Abad.

Con la ayuda de Ignacio García Téllez, la sociedad de alumnos de la escuela y la federación estudiantil de escuelas técnicas, logró que la escuela perteneciera al departamento de enseñanza técnica a cargo del Ing. Juan de Dios Bátiz, ilustre fundador del Instituto Politécnico Nacional.