Insuficiencia renal

Suero de anguila, opción contra la insuficiencia renal. Revista Proceso 23 febrero, 2004

* El médico del IPN, Luis Bárcenas, descubridor del tratamiento
* Mejora en 90% de la calidad de vida de pacientes
Colima, Col , 23 de febrero (apro)- Un tratamiento homeopático desarrollado con suero de anguila por un maestro del Instituto Politécnico Nacional (IPN), podría convertirse en una opción para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen insuficiencia renal, de acuerdo con los resultados obtenidos en los primeros estudios realizados a decenas de pacientes
Luis Bárcenas García, médico cirujano y homeópata egresado de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del IPN, quien es el descubridor de este tratamiento, dice que en los últimos cuatro años ha comprobado que la calidad de vida de los enfermos con insuficiencia renal crónica, tratados con homeopatía, aumenta en 80 o 90%
“Algunos de estos pacientes –señala en entrevista– ya tenían su capacidad de trabajo e intelectual en un nivel mínimo, pero con este tratamiento empezaron a optimizarse y a reintegrarse a sus labores cotidianas Eso es lo más importante que ofrece la terapéutica homeopática En un futuro no muy lejano, con investigaciones clínicas más a fondo, podríamos hablar de cura integral o reversión del daño”
Y precisamente para realizar una investigación en la que buscará sustentar su hallazgo médico a través del método científico experimental, Luis Bárcenas se encuentra en esta ciudad y se incorporó a un posgrado en Ciencias Médicas en la Universidad de Colima, donde desarrollará este proyecto
“Muy probablemente en un principio lo voy a tener que hacer en animales de experimentación, y después pasarlo a la fase experimental clínica en pacientes No porque no se haya hecho ya en personas, sino porque hay que realizar todo un seguimiento experimental, como lo maneja la medicina tradicional Si para sustentar la homeopatía tengo que hacer ese tipo de experimentación, lo voy a hacer, ya no por seguridad mía, sino por la seguridad de quien se va a ver en la necesidad de utilizar el fármaco homeopático”
Un médico legista
Luis Bárcenas, quien también ha sido médico legista en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) y la General de la República (PGR), indica que generalmente la calidad de vida de la persona con insuficiencia renal crónica terminal va en decremento, y esto constituye un problema para el paciente, para su familia, para la sociedad y las instituciones de salud
“El medicamento que estamos manejando en la homeopatía permite que los niveles se empiecen a optimizar y, obviamente, esto le da mejor calidad de vida al sujeto Estamos pensando que en un futuro no muy lejano se podrá evitar 100% la diálisis, pero eso sigue siendo trabajo de investigación”

 

–¿Se había incursionado desde la homeopatía en el tratamiento de pacientes con insuficiencia renal?
–Todos los compañeros homeópatas lo han hecho, pero con casos aislados, y siento que con muy buen éxito cada uno de ellos Lo que nosotros intentamos hacer es empezar a juntar esos casos aislados e ir viendo su proceso de curación, por llamarlo así
“En este momento estamos en la etapa en que vemos mejorías clínicas observables, no estamos hablando de curación Aparte estamos haciendo los estudios mínimos para poder darle la seguridad al enfermo de que su organismo se empieza a desintoxicar vía el medicamento homeopático
–Así como van las cosas, ¿podría encaminarse el proceso hacia la posibilidad de una curación definitiva?
–Pensamos que sí, obviamente tendríamos que pasar por el tamiz de la investigación científica de rigor, para que esto no fuese como muchas otras alternativas que se nos ofrecen, que no dudo de sus bondades, pero que no llevan un estudio serio, y nosotros queremos que en homeopatía haya un estudio serio, bien sustentado, para poderle brindar la seguridad al enfermo de lo que está tomando y de los resultados que puede tener
Luis Bárcenas comenta que uno de los componentes del medicamento es suero de anguila, que contiene sustancias tóxicas a nivel renal “La otra parte del tratamiento no se puede decir, porque está todavía en proceso de investigación y es un proyecto que no lo podemos divulgar porque podríamos no ver aterrizada nuestra idea”, explica
“De hecho, cuando alguien llega a ser inoculado por una anguila, empieza a tener daño renal En homeopatía se dice que el daño que una sustancia provoca, ella misma lo puede curar Ahorita estamos en la fase de función, no de lesión, ya vimos que funcionalmente empieza a mejorar Los resultados los hemos detectado porque hemos checado la evolución de los pacientes por varios meses”
Refiere que empezó a administrar el medicamento a enfermos con problemas renales de un hospital de la Ciudad de México y, en poco tiempo, observó mejorías y se dio cuenta que indiscutiblemente en cualquier problema renal que veía, daba resultados


La fase predialítica
“Hemos visto pacientes en fase predialítica que, en un plazo de uno o dos meses, tendrían que recurrir a la diálisis, pero que después de tomar nuestro tratamiento han pasado más de dos años y no se han visto en esa necesidad Entonces estamos hablando de que tiene un buen porcentaje de efectividad, por lo menos para mejorar la función renal”
–¿En cuánto tiempo se notan los avances, las mejorías?
–Se empiezan a ver en el primer mes del tratamiento Estamos hablando de mejorías significativas El paciente a veces no tiene apetito, siente muchas náuseas, vómito y confusión mental Todos esos síntomas empiezan a mejorar, pero aparte los datos de laboratorio empiezan a optimizar de forma gradual Uno quisiera que fuera dramáticamente visible, pero a lo mejor un paciente llega con 120 de urea y en el primer mes ya está en 100 Entonces quiere decir que va mejorando su función
Bárcenas García menciona el caso de un paciente originario de Guanajuato, que ya iba a ser dializado en el Instituto Nacional de Nutrición, pero que decidió no hacerlo y afrontar las consecuencias Entonces llegó a la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del IPN, y ahí fue atendido con ese tratamiento homeopático y, a ocho meses de distancia, en lugar de necesitar la diálisis, ya mejoró sus niveles
“Estoy hablando de un paciente que llegó con 360 de urea y con 14 de creatinina Ahorita está con 190 de urea y 8 de creatinina Esto habla de que está mejorando su función renal”
–¿Qué futuro le ve usted a este tratamiento en México como una opción para el paciente con insuficiencia renal?
–Le veo mucho futuro, porque son alternativas terapéuticas que han estado rezagadas porque, o no se dan a conocer o no se tiene conocimiento de las mismas o no se sabe su manejo O a lo mejor muchas carecen de fundamento científico y la preocupación es empezar a darle el sustento que debe tener cualquier terapéutica en beneficio de los enfermos Lo veo mucho porque en el país lo que más provoca la insuficiencia renal es la diabetes y la hipertensión arterial
“Entonces en nuestro país, ¿cuántos diabéticos e hipertensos hay?, por ende, ¿cuántos insuficientes renales en lo futuro va a haber, aparte de los que ya hay ahorita? Es un campo semivirgen porque en otros lados están haciendo investigaciones, pero como terapéutica actual, ésta sería una opción para convalidar que el enfermo empiece a mejorar notablemente en su salud


Bajo costo
–¿Además de las mejoras en la calidad de vida, qué otras ventajas tiene para el paciente renal?
–Es fácil su administración, es vía bucal, no intramuscular o intravenosa; no es la diálisis peritoneal, donde ponen un catéter, no es la hemodiálisis, que va directamente a la sangre y, aparte, aunque el sujeto no tuviera protección de seguridad social o ISSSTE, el tratamiento es relativamente de bajo costo Puede estar al alcance de cualquier persona
“Un paciente que no tuviera seguridad social y se quisiera –por su cuenta– dializar peritonealmente, estamos hablando de que el costo sería arriba de cien mil o 150 mil pesos anuales, mientras que los tratamientos que nosotros ofertamos deben tener un costo entre los 3 mil y 5 mil pesos anuales La diferencia es tremenda El aspecto económico estaría al alcance de un mayor número de población que no tiene asistencia o seguridad social
–¿Qué representa para la medicina en el área renal el incursionar a través de la medicina homeopática para el tratamiento de estos pacientes?
–Representa en primer lugar acortar los tiempos de mejoría del enfermo y evitar que pasen a complicaciones El enfermo renal poco a poco va decreciendo su función hasta que no hay más que la opción de la diálisis peritoneal, la hemodiálisis o el transplante renal
“Y las instituciones ya no ven como viable el transplante renal en México en personas mayores de 55 años, pero ¿en cuánto sale un transplante renal de forma particular? No está al alcance de toda la gente, ni siquiera de población de nivel medio”
Actualmente, añade Bárcenas, en los hospitales “las enfermedades crónico degenerativas como insuficiencia renal, ya ocupan los primeros lugares de morbilidad y mortalidad En México hay unos 5 millones de pacientes renales Y, si nos vamos a las causas, 16 o 20 millones de personas son diabéticos o hipertensos, entonces en el futuro ¿cuántos insuficientes renales habrá? Hay que trabajar para evitar el sobrecupo en las instituciones de salud Entre menos insuficientes renales haya, más descargamos económicamente a las instituciones, pues de 25 a 30% del presupuesto de un hospital general se lo llevan estos pacientes, por los altos costos de los materiales, hemodiálisis y trasplantes”
Advierte que aunque la enfermedad es un problema de las grandes ciudades, como el Distrito Federal, Guadalajara y Monterrey, también hay ciudades pequeñas en las que ya están incidiendo este tipo de procesos
–¿Qué factores inciden en la enfermedades derivadas de la insuficiencia renal?
–Los hábitos alimenticios, el estrés por el trabajo, los tóxicos como fumar y beber, todo esto va deteriorando nuestros niveles de vida y, obviamente, al rato recaemos en hipertensión arterial asociada al tabaquismo, al alcoholismo y, bueno, por ende se desencadena un problema renal


Mal silencioso
“También influye la automedicación, pues mucha gente que tiene, por ejemplo, problemas de la garganta, se automedica, y el problema, a veces por vía linfática, llega a afectar el riñón, y el paciente no se da cuenta De hecho la insuficiencia renal tiene un proceso silencioso: como no hay molestias mayores, uno no lo prevé y, cuando uno se da cuenta, es porque la función empezó a tener alteración en forma alarmante”

 


¡ Haga una cita el día de hoy !

Recupere la función de sus riñones con el tratamiento del Dr. Luis Bárcenas Tel: 595 121 2550‬ o uno de los médicos homeópatas que ya recibieron la formación del Dr. Luis Bárcenas.

Llame ahora 55 1301 5400 Dr. Ulil Castañeda

 

 

 

 

 

Fuente: Revista Proceso